<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

28 marzo, 2007

Cristóbal Colón era negro

A propósito de la polémica con ciertas palabras en el Congreso de la Lengua

Una maestra contaba hace un par de meses lo que para ella fue una anécdota inolvidable en el aula: puestos a dibujar y colorear a Colón con las tres carabelas en su llegada a América, uno de los alumnos dibujó un Colón negro. Ni mulato ni morocho, el Colón del pibe era negro carbón. La maestra lo llama y le pregunta por qué lo había dibujado de ese color. El chico, muy sensatamente, le responde: "Porque Colón era negro". La mujer vuelve a la carga para saber de dónde había sacado semejante disparate y el pibe, muy suelto de cuerpo, le contesta que del libro de texto. "No puede ser", dice ella. El chico saca el libro, busca la página, y le lee: "Cristóbal Colón, ese oscuro navegante genovés..." Seguir leyendo acá.

12 Comments:

Blogger Errea said...

Hola Gabriel: Está claro que en mi referencia a "El curandero del cuarto oscuro" te cité de memoria, porque ya pasaron una punta de años desde que leí tu novela.
Pero, de eso estoy seguro, los mondongueros tenían ante sus casas autos que no andaban. De si los usaban para tomar mate o plantar tomates, ya no estoy tan seguro. En todo caso, dicen que las leyendas modifican la realidad y, en una de esas... quien te dice.
Eso sí, recuerdo que nombrabas al inventor de las barritas Euskalduna.
Un abrazo
Raúl Argemí

1:55 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Raúl, es correctísima la cita, y en cuanto a que las leyendas modifican la realidad, también es muy cierto. Te mando un abrazo euskalduna.

2:33 p.m.  
Anonymous orillas de la cuentera said...

Gabriel
puntualísimo el artículo para graficar misterios de las palabras,ante cada quién le llegan o necesita usarlas como siente que le dicen todo!
en cada sitio que se habla español,se produce el maridaje con los espacios ,los ancestros y las culturas que se mezclan.La suma y su desgranaje es de una riqueza intensa donde mil voces hablan adentro
creo que más importante de ver como se habla es ver como se vive.
abrazos de río surero
mabel

5:04 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Y en esos maridajes y mixturas se revitalizan las voces, todo aquello que denota identidad. Una identidad jamás "pura" sino felizmente contaminada. Abrazo surero a vos también, Mabel, y gracias.

9:15 a.m.  
Anonymous okrtomanota said...

es que ni los niños ni borrachos mienten

12:53 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Okrtomanota: de niño yo mentía escandalosamente. De grande, gracias al Malbec, he superado el trauma y lo sigo haciendo. El abrazo otomanota.

2:52 p.m.  
Blogger Mónica said...

Genial artículo Gabriel. Aunque siempre paso a leerte, suelo ser de las lectoras calladitas, pero quería felicitarte me ha encantado.
Un abrazo

9:39 a.m.  
Blogger ana said...

Hola Gabriel. Felicitaciones y felicidades por este texto. Es cierto, nuestro idioma está exquisitamente condimentado, es tan rico, tan complejo y tan propio, creo que lo seguimos haciendo día a día. Las metáforas, por ejemplo, de ellas tomamos palabras, les damos distintos significados y luego son adoptadas como tales. Los jóvenes inventan palabras y al final son aceptadas como válidas.
Es por ello que me encanta trabajar con ¨la¨ palabra.
Abrazo grande. Bello artículo.

4:14 p.m.  
Anonymous Apostillas literarias said...

Muy buen texto, Gabriel.

Sólo una pregunta: es verdad que "Los hombres del mundo han rechazado la carrera armamentista de las grandes naciones" es un enunciado que contiene tanto a hombres como a mujeres. Y si se escribiera: "Las mujeres del mundo han rechazado la carrera armamentista de las grandes naciones" no sería un enunciado que contiene tanto a hombres como a mujeres, y sería exactamente lo mismo: "Hombres" por M y H, y "Mujeres", por H y M. Bien dices: Son los hablantes quienes confirman o no la vitalidad de un vocablo o una voz. Pero se pudiera empezar a decir "Las mujeres del mundo han..." para abarcar H y M, quizá con los años esto se convertiría en lo que ahora es "Hombres", y decir "las niñas" para abarcar niños y niñas, como ahora se dice "vengan niños" y el enunciado refiere a los dos sexos. Lo que quiero decir es que tienes razón en todo lo que dices, pero esto no quita el sexismo y machismo del lenguaje (aunque tu no dices que lo quite).

9:23 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Mónica, gracias por haber alzado la voz. Te envío un cálido saludo.

Ana, anduve rondando por tus palabras. El afecto.

Magda, amiga. Es cierto lo que señalás. Como sea, nunca dejo de pensar en la genética de algunos términos, sea por convención, asociación o mímesis. En verdad, somos los hablantes quienes cargamos de significación (tendenciosa o no) las voces. Siempre tengo presente -y en el post creo que lo señalo- el holocausto lingüístico que produjo el régimen nazi, siendo el alemán uno de los idiomas más abstractos. Así y todo, la degradación idiomática fue ostensible y, por cierto, una de las preocupaciones de aquel grupo de los 47 de intelectuales a la hora de reconstruir lo que había quedado luego del horror en Alemania. Sexismo y machismo, es cierto, son conductas que se revelan en el espejo del lenguaje. Pero yo no cambiaría el azogue, vería de modificar conductas, de informar y educar, de recordar permanentemente. Te mando abrazo y la invariable admiración.

5:56 p.m.  
Anonymous Magda said...

Estoy de acuerdo también, Gabriel, sería excelente intentar modificar conductas, de informar y educar, y creo que se está haciendo, lentamente, pero se va intentando. No soy feminista, voy cien por ciento más por el ser humano que abarca mujeres y hombres, pero debo de reconocer que gran parte de este intento de modificar conductas, informar y educar en muchos ámbitos, se los debemos a a este grupo de mujeres y a otras personas que, como tú, hablan y desvelan lo que está pasando al respecto.

Un abrazo.

12:02 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

El feminismo es un movimiento con un muy elevado grado de conciencia social, no sé cuántos movimientos pueden -en la praxis- evidenciar ese nivel.

Amiga, abrazo heidiano!

12:32 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home