<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

04 febrero, 2009

Del silencio al psicoanálisis

Nota de Víctor Cordero aparecida en "La Prensa" y "La Capital´" de Mar del Plata a propósito de La cisura de Rolando


El argentino Gabriel Báñez decidió inventarse una novela basada en la autobiografía de Rolando, un joven que padece una enfermedad cerebral que inhibe la facultad de articular palabras, lo que lo obliga a valerse de la escritura para poder comunicarse. La creatividad natural de este adolescente para buscar artilugios casi increíbles y no ceder en el intento, le dan a la historia un interés muy particular, que obligan al lector a seguir leyendo.
A las pocas páginas de iniciada la lectura de La cisura de Rolando, es fácil ser conquistado por este muchacho que lo intenta todo, por momentos junto a personajes con los que ensaya teorías al borde del absurdo con el joven.
Alguna experiencia sexual, el recuerdo de Shirley, la hija de un escocés de la que estuvo enamorado de pequeño y que no puede olvidar con su uniforme de colegiala.
Finalmente Rolando, después de siete años, recupera el habla, lo que produce una enorme alegría en su angustiada madre.
Al cumplir los cuarenta años, inicia una terapia con un lacaniano delirante que analiza sus patologías psíquicas en paralelo con las imágenes del país. Cada sesión y las deducciones posteriores de Rolando están llenas de un sentido del humor diferente, casi delicado que obliga a reír y a pensar a la vez.
Con estos elementos, Báñez consigue un relato que provoca hilaridad sin dejar de tener como fondo a la sociedad argentina con sus tics, con sus manías, con ese pasar de lo popular a lo culto buscando adaptarse a destiempo a las circunstancias que le toca vivir.
Novela divertida, diferente, vale la pena.

5 Comments:

Blogger julieta said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

2:23 a.m.  
Blogger julieta said...

“La Cisura de Rolando” ocupa, en este momento, un área bastante extensa de mi cerebro; Área mensurable en miles de minutos… Sin ir más lejos, toda la tarde ( 360 minutos) estuve practicando taquigrafía y morse!

Qué puedo decir sin quedar como una idiota ante las palabras de Juan Sasturain y compañía: nadA. O sí. Algo que quizá ellos no pueden sentir…

Ok, Ok… voy a exagerar pero lo haré entre paréntesis:

(Gracias por la amarga calidez de los personajes, por los guiños a esta ciudad tan particular, por volver siempre del ridículo. Gracias por la frase precisa, con mente y sin mente… por la carcajada ante la desesperación…

Fueron días hermosos espiando al pobre Roli!



“La vida del mundo está llena de placebos, les ponemos cualquier nombre…”

Bañez será uno de ellos?


Dudo… no sé si lo halago o lo castigo pregonando que algún día quisiera escribir como lo hace usted! )

:)

_... . ..._ _ _

. _. _ _ _ ._. _ _ .

2:26 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Julieta, mi homenaje a tu cálido comentario:

- -... -__ _-.. - _..

Lo que significa:

"mejor que yo escribís"
Ni la mínima duda.

11:25 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Maestro, lo estoy leyendo!

Rolodeacaballo, ahijuna su homónimo

10:12 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Rolo, amigo. Tanto tiempo sin pastorear por acá. Gracias, mi saludo campero a su amistad!

8:27 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home