<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

05 octubre, 2007

Suicidio


La letra chica del
contrato con la vida: cada
40 segundos se produce
un suicidio en
algún lugar del mundo.

(A J.C.P. y a Soledad Franco)

Mi mejor amigo -el de toda la infancia- se pegó un tiro hace no muchos años en un banco de la plaza Moreno, la más importante de mi ciudad. Fue a la noche, pero cada vez que lo pienso, lo pienso a la nochechita. Y corrijo también tiro y pongo tirito en la cabeza. No es raro: cada vez que pienso en mi mejor amigo, Jorge, escribo noche y tiro en diminutivo. Es que el suicidio es la letra chica del contrato con la vida. Seguir leyendo acá.

7 Comments:

Anonymous rolodeacaballo said...

me bajo del caballo m`hijo y lo saludo, que nadie está libre de esa "piedra trágica".

8:41 a.m.  
Blogger Clarice Baricco said...

Me alarma el tema.
Apuntado el libro.
Y otra vez me quedo pensando y surgen las interrogantes.

Abrazo otoñal.

Graciela

4:27 p.m.  
Blogger Miguel Ángel Muñoz said...

Suicidios, muertes calladas. Están ahí, como un abrigo colgado detrás de la puerta de nuestro dormitorio, que vemos sólo al acostarnos, siniestro en la oscuridad, pero olvidado de inmediato al dormirnos. Es, como dices perfectamente en tu texto, un problema, uno más de esos problemas que no han encontrado el momento justo de ser abordado. Al contrario de otros, rentables políticamente, el suicidio, creo, no encontrará nunca ese momento.
Un abrazo.

4:37 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Rolo, gracias por la visita. Un abrazo.

Graciela, sí, son cifras que significan algo. Un abrazo a vos también.

Miguel Angel, probablemente sea como decís: nunca habrá un momento. De todos modos, muy cierto, no hay renta política. Y hasta es un "disgusto" hablar o referir el tema.Te estoy leyendo.

4:45 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

La imagen del abrigo colgado es perfecta.

4:46 p.m.  
Anonymous Son Poemas said...

"Como un abrigo colgado detrás de la puerta", me parece más una muy buena imagen, hasta poética, que perfecta.
Y, la palabra "suicidio" como el acto mismo, es o debería ser normal. Eso de sentir en lo profundo el impulso de nombrarlo en diminutivo, es como mirar a un paralítico de reojo.
Ofensivo.
Y, "abrazar a los deudos"... ¡por la túnica de Merlín! ¡el deudo se suicidó!
Por cierto, cifras interesantes.
Gracias.

L. Romero

9:37 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Sí, muy cierto L. Romero. Fruto de mi ignorancia que pensé que la túnica colgada detrás de la puerta era de un paralítico. Gracias por tus palabras.

11:21 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home