<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

10 noviembre, 2007

Genio y locura, un lugar común

Notas, apuntes
sueltos de una
charla en OSDE
sobre "Arte y Psique"
(9/11/07)



Algunas notas para vencer la pavura de la exposición: la primera, el libro de Teresa del Conde por título idéntico: Arte y psique. Las minúsculas son por los ejemplos sintomáticos que prevalecen al abordarse el tema. Cuando no es González Serrano en el libro de Conde (el artista plástico español que iba y volvía del infierno), el espacio común nombra -ya sabemos- Pollock, Van Gogh, Münch, etcétera, etcétera. Entre nosotros cita obligadas son Alejandra Pizarnik, Jacobo Fijman, y más etcéteras. Más lugares comunes, subsiste aún la seductora tendencia a desmontar interpretativamente el proceso artístico y su génesis en vínculo con la enfermedad, como si la actividad sináptica y su disfunción en este caso pudiera explicar la coloratura de una obra musical o por qué Charlie Parker empleó un registro de inarmonías y blancas en tal tema. Seguir leyendo acá.

17 Comments:

Anonymous GEORGITO said...

Gabriel: ante todo, gracias por subir la nota. Una vez, leí por ahí, que la vida de algunos artistas era más fascinante que sus propias obras, pero también que los últimos libros del Hemingway alcóholico no tenían la calidad de las primeras. Esto lo escribió un columnista platense, que vaya ironía del destino y si no me informaron mal, terminó internado en un psiquiátrico. Yo que tomé más que el "Soldado Chamamé", no creo humildemente, que las sustancias optimicen al arte. Charly, dice en una canción. "yo no quiero volverme tan loco..." y muy a su pesar, o no, lo está logrando. Pienso, que el heroísmo radica, en salir a la calle reloco y enfrentarse a diario con parvas de cuerdos. Soy feliz con mi enano hablándome a mi espalda y prefiero ser dueño de mi locura y no esclavo de la cordura del psicólogo...y sus honorarios jeje

7:55 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Georgito, hola. Sí, vos sabés. Qué te van a contar. El abrazo, te esperé el viernes y después leí el mail. Pero el enano no es el loco, el inodoro sí.

5:27 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

PERO DESDE EL ARTE Y LA MISMA FILOSOFIA GENIALIDAD Y LOCURA SIEMPRE ESTUVIERON HERMANADAS. O NO?


JAY

9:10 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Que las hermanen es una cosa; que decididamente lo sean, otra. No me parece que la enfermedad tenga una profesión. Hay un libro que tiene varios años, décadas, de Karl Jaspers -ya que mencionás la Filosofía-, "Genio artístico y locura", creo es el título, en donde se analizan las creaciones artísticas desde este signo, pero bajo un modo interpretativo histórico-estético y no psiquiátrico. Gracias JAY por intervenir y un buen abrazo.

5:50 p.m.  
Blogger Alicia Paroni said...

¿Será posible que todavía se necesiten "justificativos" para el arte?
Obviamente que los necesitan los que no se animan...
Es "muy loco" que en la era donde el exhibicionismo y el desparpajo son moneda corriente, donde los culos, pijas y tetas son fondo de pantallas, aún se esconda la creación...Ahí es donde queda más que claro que lo único que nos deja en evidencia, que nos desnuda, hoy igual que entonces, es el lenguaje, en cualquiera de sus formas, y por eso, hay que taparse, detrás de una enfermedad, detrás de una reacción química, o detrás de una hoja de parra...
Y ahora una preguntita...¿la intensión de la charla fue la de esconder?¿Lo que subiste es lo que se habló o lo que hablaste?

7:36 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Alicia, es muy bueno que pongas en el lenguaje -y con el lenguaje- las cosas por su nombre. Lo que se habló en la charla fue dispar, demasiado según mi entender, yo por mi parte busqué desacreditar el binomio común de locura + genio = obra de arte. Lo que subí al blog fueron apuntes, de los que me tomé para hablar un poco más extendidamente. A lo mejor en el blog no queda claro, pero bueno. El abrazo y viento a favor para el masculinario.

9:06 a.m.  
Blogger Sergi Bellver said...

El psicótico no es un artista, y mucho menos rebelde, sólo angustiado, como el pescador que ve leviatanes a popa.

El suicida no es un artista, y mucho menos genuino, los ferroviarios llevan décadas tirándose a las vías y nadie les hace mausoleos.

El enfermo no es un artista, y mucho menos genial, ni siquiera único, los pasillos de los hospitales reverberan delirios desde las bocas hediondas de todos los postrados.

El trabajo, el trabajo sí, y la recogida de las redes, y el mantenimiento de las vías, y hasta la convalecencia en el lecho de la tarde y el sudor azul de la tinta. El trabajo sí es un arte, o su caldo, sin absenta...

Estupenda entrada, amigo Gabriel, mirá que me movés a seguirla, a mi manera.

El abrazo siempre.

Sergi.

Y si me permites una posdata, de posible interés para ti, si te apetece lanzarte con la prosa breve (el honor sería tremendo para tan pobre convocante), o para tus lectores y amigos, en especial para aquellos que también tengan la escritura entre sus vicios incurables:

Queda abierta la convocatoria para el

I Premio de Relato mínimo Diomedea.

Podéis consultar las bases en el enlace. El premio tiene un precio casi simbólico, pero un valor incuestionable, puesto que, aparte de esos dos libros de relatos, al autor o autora habrá puesto a prueba su talento y su inventiva. Os esperamos a todos con vuestros relatos mínimos, vuestra literatura en frasco pequeño.

10:32 a.m.  
Anonymous GEORGITO said...

Perdón Sergi, una pequeña acotación con todo respeto: Van Gogh, era enfermo o se enfermó luego, y curiosamente, aún en ese estado producía sin cesar. Puede que sean casos aislados como el de Poe, en los cuales su enfermedad y/o adicción no les impedía crear. Para hablar en términos modernos creo que los vicios o la locuras de los creativos son como los periféricos de la compu, si no funciona el cpu...sonaron. En cuanto a la siquiatría, aún con sus avances, creo que está en las prelimares. El siquiátra español en "Locos Egregios", asegura que aún no se puede determinar si Vincent tenía una patología específica o un conjunto de ellas. Un abrazo.

12:37 p.m.  
Anonymous GEORGITO said...

El psiquiatra al cúal me refería es Antonio Vallejo Nájera.
Vincent y Edgar Alan, psicóticos, alcohólicos o suicidas según el rótulo que le quiera poner cada uno, fueron genios indiscutibles.

12:46 p.m.  
Blogger Sergi Bellver said...

Precisamente, Georgito, has citado a dos de mis más admirados -contigo estoy, indiscutibles-, cada uno en su arte, y es que estoy convencido de que si Vincent Van Gogh -por ejemplo- no hubiera tenido, digamos, sus problemas, puede que sus obras tuvieran otros matices, seguro -somos lo que hacemos y lo que hacemos nos hace ser-, pero igual hubiera sido un artista absolutamente genial, artista que, por cierto, trabajaba muchísimo...

Lo que traté de decir es que la locura, la depresión congénita, la bipolaridad, y todo lo que haga falta, jamás hace a un artista más grande, ni más chico.

Lo que nace de sí mismo está en una capa más profunda, es una potencia que permanece ahí, y que la enfermedad (física o mental) sólo colorea, como mucho.

En fin, no me hagas mucho caso, en el fondo pienso que todo artista tiene un punto de sanísima locura, de alteridad ante la impostura de la "cordura" que se nos impone... pero ese es otro tema...

Un abrazo transoceánico.

3:29 p.m.  
Anonymous GEORGITO said...

Desde que leí las palabras de la señora Paroni no me animo a salir detrás del inodoro.

Sergi:

Coincidimos, solo que lo expresamos de distinta forma.Ojo: Los temas que propone "el troesma" llevan inexorablemente a la locura.
Te mando el abrazo bipolar y se te interesa el mail: isidorolp48@hotmail.com

8:41 p.m.  
Anonymous Ali said...

Che! Ahora soy yo el justificativo para que Uds no salgan de atrás del inodoro! No jodan, hagan con el inodoro lo que se les ocurra, tal vez hasta si lo sacan les entra una heladera para guardar cosas...
Por mi parte digo, y siguiendo vuestras letras, que es cierto que lo que a uno le pasa o no le pasa puede dar un matiz a lo que uno hace o lo que a uno lo hace...Pero si hacemos de eso la regla, la norma, la clasificación...¡Terminaríamos siendo los psiquiatras de nosotros mismos! Y digo psiquiatras, esos que tienen el manual de clasificaciones de la oms, la onu y la nato que clasifican hasta lo "inclasificado"...(no sea cosa que alguno quede afuera y se nos escape...)
Gente: háganse cargo del inodoro!
(o de la heladera:se pueden guardar pulkoveres para que no los coman las polillas...)

11:02 a.m.  
Anonymous Ali said...

Aclaro: Soy Alicia Paroni la que firmó como Ali (si firmaba como AP no me tomaba el comentario...¡Me censuraron!), es que esto de la PC me puede...Tal vez la cambie por un inodoro...

11:05 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Sergi, gracias por la invitación. En un todo de acuerdo. Sí.

Georgito, si mencionamos el inodoro que sea para tirar lugares comunes.

Ali, ¿cómo te vamos a censu...

Abrazo bioceánico entonces

7:22 p.m.  
Blogger Cinzcéu said...

Creo que el hecho artístico nace de cierta "locura" fundante de lo humano, ésa de su ser en el lenguaje, para no redundar. De allí en más, claro, las correlaciones espurias entre psicosis y creación corren por cuenta de las psiquiatrías o los romanticismos.
La escritura es una "categoría menor" porque, como toda técnica productiva (como la costura... o la albañilería) sólo en ocasiones produce arte. Dudo que aún la del "genio" lo produzca cada vez que apela a su oficio; en cambio, a veces se vislumbra arte en unas palabras, trazos o hilvanes de "cualquiera".
Interesantísima entrada y ya que estoy me permito sugerirte (y con tu aval, a tus lectores) un libro reciente sobre el tema específico que en este sitio puede bajarse en .PDF y/o pedirse al autor.
Abrazo y espero ansioso el artículo sobre "Mecánica dental y psique".

3:49 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Pero, claro, Cinzcéu. Y gracias por el vínculo con la recomendación. Coincido con lo que decís. "Mecánica dental y Psique" está en proceso, recién vamos por los primeros moldes. Abrazo invariable.

10:02 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

Saludos Gabriel desde Mexico.Como siempre con gran afecto y admiracion por tu obra.

Una abrazo

Ricardo Clark

6:00 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home