<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

03 octubre, 2008

Porno duro

Importan más los autores que su obra. De un tiempo a esta parte la exégesis bibliográfica se ha trasladado a la vertiente biográfica en su versión más vulgar: revisitar. Dentro de esta tendencia, revisitar es verbo transitivo. Autores que revisitan a otros autores; un mercado editorial ávido de este prefijo que muda a los creadores en personajes. Un autor recientemente revisitado fue Julio Verne. Con motivo de los ciento ochenta años de su nacimiento, Verne en make-up fue de todo: misógino, homosexual, bisexual, masón, etc. No se privó de nada el creador de Viaje al centro de la Tierra. Cosas del periodismo cultural.
Ahora le llegó el turno a Kafka, no sea cosa. Una reciente biografía sobre el escritor revela que a los veinte años el buen Franz era aficionado al porno duro. La escribió James Hawes, experto en la figura del escritor nacido en Praga. En su frugal ensayo titulado Excavating Kafka (Escarbando en Kafka), Hawes asegura que el escritor era suscriptor habitual de revistas de fuerte contenido pornográfico. Pero el hombre va más allá en eso de escarbar entre las sábanas y asegura que el muchacho habría ocultado las revistas bajo llave en un pupitre para que nadie de la familia supiese su contenido. Y sí, no las iba a dejar a la vista.
La perspicacia del biógrafo no queda ahí. Nos revela asimismo que el autor de La metamorfosis estaba suscripto a las revistas “Amethyst” y “Opale”, ambas de carácter pornográfico para la época, pues contenían ilustraciones de fellatios, de 69’s, de mujeres con mujeres, de mujeres con perros, de hombres con hombres, de hombres con perros (funcionales sin duda, pues debían ser los mismos de las mujeres), y de partuzas a trochemoche. ¿Y qué creía el escarbador kafkiano, que la alegoría del moderno alienado había nacido de un repollo? Ya uno puede imaginárselo al joven K. muy temprano al borde de la cama devorando las páginas de “Opale”, en tanto, del otro lado, su padre golpeaba y golpeaba la puerta para hacerlo levantar. Así nació La metamorfosis, a las corridas. Pecador como las cucarachas.

6 Comments:

Blogger Cinzcéu said...

Excelentes reflexiones, como ya es costumbre. Esas revisitas a las vidas de Verne o de Kafka son la contracara de una literatura autojustificada porque la suscribe gente mediatizada, exitosa, sufrida o escandalosa; eso sí: de preferencia ajena al mundo de la escritura. En lugar de concebir a Kafka-autor como un efecto de sentido de su obra literaria, se considera a ésta como consecuencia de una vida extraliteraria que habría que conocer -incluso al detalle íntimo, tan caro a la pornografía- antes de leer la obra, para comprender la obra o, mucho peor, en vez de leer la obra. Pareciera que escritor ya no es quien escribe con talento o, al menos, con oficio sino quien hizo fama en otro terreno y, después, suscribe cosas más o menos escritas. En fin...
Un abrazo escrito.

8:08 p.m.  
Anonymous Anónimo said...

Porno K o porno Ko...¿Quién me quita el placer de leer y releer La Metamorfósis?
Un abrazo desde mi oscura y opresiva habitación.
Manolo.

10:21 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

cinzcéu, gracias. Por supuesto susbribo hasta el detalle íntimo lo que decís. Abrazo.

Manolo, gracias y abrazo samsiano donde quiera que estés.

11:25 a.m.  
Blogger Alvaro G. Loayza said...

Está revisitación o más bien (re)visión voyeurística de la vida de Kafka o de otros "monstruos" de la literatura o de otro arte o ciencia, situándolos en los abismos de diversas, inhumanas e inimaginables perversiones, son un gran incentivo para hacer apto el debate y cotilleo sobre ellos para cualquier sobremesa y colocar ese mismo debate sino a la altura del betún o clima, si a las profundidades de si el libro es mejor que la película o viceversa sin que nadie haya visto el libro y quizás alguno vio la película entre cabezadas, pero sin perderse ni ápice de las escenas ardientes.

Dudo seriamente que esas acaloradas charlas sean anzuelo para pescar nuevos lectores de los susodichos (y no me refiero a Hugh Hefner ni a Larry Flint).

Un abrazo Gabriel.

11:05 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Coincido, Alvaro. Sobre todo en lo de la duda, pero son discusiones de este tiempo, lo que las pinta de porno entero. Abrazo desde el llano, amigo.

11:28 a.m.  
Anonymous Anónimo said...

We're a group of volunteers and starting a new scheme in our community. Your web site offered us with valuable information to work on. You've done
an impressive job and our whole community will be thankful to you.


my web page; free free Sex Movies

4:45 p.m.  

Publicar un comentario

<< Home