<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

19 septiembre, 2008

Así de sencillo


Se ahorcó. Al volver a su casa la mujer lo encontró ahorcado. Tenía cuarenta y seis años David Foster Wallace y, según refieren las crónicas, una fuerte compulsión al suicidio. Lo que no explica nada: un suicidio es la compulsión de los demás por hallar razones. El lugar común de la depresión, otra referencia tranquilizadora. En los demás, porque lo irreparable de quitarse la vida siempre va entre signos de interrogación. Aunque la evidencia esté muy clara. Las evidencias de David Foster Wallace: “La mayoría de los suicidas están realmente muertos mucho antes del momento en que aprietan el gatillo”, de un discurso en el Kenyon Collage, en el 2005. Evidencia parcial, él no apretó el gatillo. Otra: “Entendí en un nivel intuitivo por qué la gente se mata. Si tuviera que seguir por más tiempo con ese sentimiento, seguramente me mataría yo también”, de una de sus obras de más éxito: La broma infinita. Ficción pura. Una más: “ese texto es una muestra más de mi naturaleza auto-destructiva”, de su respuesta al Boston Globe por el artículo de las langostas de Gourmet Magazine. Periodismo al paso: no es muy saludable confiar en las entrevistas.
Todo tan obvio, basta seguir las migas de pan de Hansel y Gretel en el bosque de los suicidas. Pero el follaje es alto, no deja entrar la luz: “Creo que es el mejor momento para estar vivo y para ser escritor. No estoy seguro de que sea el momento más fácil”. La contradicción es aparente. También aparente la oración fúnebre de Sócrates con la que se lo citará, ya que la erudición de Wallace recordaba de continuo este epitafio y diálogo. No es memoria oscura, sin embargo: Sócrates desvirtúa irónicamente las capacidades de los oradores y la retórica. “Son discursos que elabora cualquiera”, podría haber dicho. Como los de Wallace. Por eso, hay huellas, pero podrían ser falsas. Aún las que aluden explícitamente al suicidio. Las otras, más nítidas, las editó Mondadori para nuestro idioma. Tienen título estas huellas: La broma infinita, los relatos de La niña del pelo raro, Entrevistas breves con hombres repulsivos, Extinción, y los ensayos Algo supuestamente divertido que nunca volveré a hacer y Hablemos de langostas. Pueden orientar sin error estas pistas y hasta interpretárselas –valga la redundancia- como una adicción. Se ahorcó, así de sencillo.

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Mal que nos pese, hay personas que optan por el suicidio, y cuando es un hijo, las migajas que nos quedan recoger son un un sin fin de sinsabores. Como me explica la psiquiatria, el suicidio sin depresion, con obsesion quizas, cierta pulsion hacia la muerte consentida y ejecutada por uno mismo, son interrogantes que en el transcurso de la vida de los que quedamos, no llevan a ninguna respuesta.. No fueron objetos fueron nuestros seres queridisimos que pasaron por la vida, por la nuestra sin siquiera rozarnos de aquellos pensamientos muy pero muy profundos, de los cuales algunos disfrutamos por su veracidad y otros que acallaron y no llegamos a conocerlos, porque Asi de Sencillo no es, comprender su decision final.
Un abrazo Gabriel
Siempre es un gusto leerte
Graciela

5:58 p.m.  
Blogger Cinzcéu said...

Me parece que así de sencillo es decir la parte decible del asunto, la noticiable, la socializable: se ahorcó. La otra parte es la indecible y, por lo tanto, no tramitable vía explicación o interpretación. Ésa, no es sencilla porque lo humano jamás lo es.
Abrazo.

3:07 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Graciela, el abrazo. Vía mail fue mi respuesta.

cinzcéu, sí. Tal cual, lo huamno jamás lo es. El abrazo y las gracias.

9:33 a.m.  
Anonymous Pablo said...

Wallace me hace acordar a Axl Rose. Las dos caras de los noventa.

12:50 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Sí, Pablo, más los 90 y 2000 también. El abrazo desde aquí.

5:02 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home