<

Cisura

Cultura

Octubre

EL CURANDERO

PAREDON PAREDON

VIRGEN

LOS CHICOS DESAPARECEN

LES ENFANTS DISPARAISSENT

http://photos1.blogger.com/blogger/2389/2951/1600/LE CIRQUE NE MEURT JAMAIS

HECER EL ODIO

GONDOLAS

HECHO A MANO

EL CIRCO NUNCA MUERE

EL CAPITAN TRES GUERRAS FUE A LA GUERRA

HACER EL ODIO

08 abril, 2008

Verne transexual

Cosas del periodismo cultural: cumplidos los homenajes por los 180 años del nacimiento de Julio Verne y luego del fárrago de comentarios, notas críticas y exhumación de su figura, llama la atención la actividad tendenciosamente revisionista de algunos. Durante este aniversario Verne fue de todo. Además de visionario y padre de la ciencia ficción, como lo consideran algunos, el autor de "Veinte mil leguas de viaje submarino", "Cinco semanas en globo" y "Viaje al centro de la Tierra", tuvo tiempo también para convertirse en misógino, masón, homosexual y, ya que estamos, bisexual. Verne no se privó de nada en los recordatorios periodísticos. Casi dos siglos después de su llegada al mundo, los rumores, mitos e ideas preconcebidas recorrieron la leyenda de este grumete francés y amante de las letras. No faltó quien lo tildara de "falso visionario", recordando a los lectores que los italianos habían inventado aparatos submarinos sesenta años antes de que él creara a Nemo y a su Nautilius, como si esto disminuyera la importancia de su obra. Al respecto, no estaría de más recordar lo que el mismo escritor afirmaba de sus creaciones literarias y de sus diferencias con H.G. Wells: "Mientras yo parto de inventos científicos ya concebidos, él (Wells) se apoya en la imaginación. Yo voy a la luna en una bala que dispara un cañón. Aquí no hay invento. Wells en cambio va a Marte en una nave construida con un metal que supera las leyes de la gravedad". Cierto: muchos de los inventos que Verne presenta en sus novelas no fueron creaciones de una imaginación adelantada a su tiempo sino todo lo contrario: la confirmación de los avances científicos de la época. Estaba en pleno auge el positivismo con su revolución industrial y ningún pensador -y el escritor francés menos que nadie- se mantenía al margen de las innovaciones y descubrimientos que constantemente se sucedían. Entre tanta exaltación en pro y en contra de la figura de Verne, tampoco faltó aquél que asegurara que "profetizó el advenimiento de Hitler" en una obra como "Los quinientos millones de la Begún", como si Hitler hubiese sido tan sólo un dictador, uno más de tantos. La apropiación biográfica de Verne ha confundido a algunos. Por su carácter reservado y su renuencia a convertirse en figura pública, sostenía de continuo que el escritor debía hablar por sus libros, no con su boca. Y rechazaba cualquier atisbo de intromisión en su vida privada con malos modos, según cuenta alguno de sus biógrafos. El periodismo de estos tiempos, más preocupado por la imagen que por otra cosa, ha reciclado un Verne en make-up sin embargo: misógino, homosexual, bisexual, masón. ¿Y transexual o metrosexual? No, aún no, probablemente para el 200 aniversario. Sí, en cambio, que tuvo dos amantes; como si tal cosa fuera un desdoro o una proeza. Lo que dictan los tiempos: mejor el encanto de la promo cultural a la colección Robin Hood, donde dormían las buenas historias de Don Verne.

5 Comments:

Blogger Cinzcéu said...

Muy buen artículo sobre una cuestión siempre sorprendente pese a su larga insistencia: la tendencia a "contextualizar" la obra con relativa prescindencia de la propia obra. "El autor" parece no ser un efecto de la serie discursiva (¿qué otra cosa podría ser?) sino el sujeto de (a) unas motivaciones de preferencia escandalosas. Es el caldo de cultivo de extrañezas (y falacias) tales como la literatura femenina, negra o gay que en general no pueden (ni buscan) justificarse a partir de sí sino de su declamado más allá. Falta que Ñ titule: "Ahora dicen que Cervantes era mujer". ¿Y entonces qué con el Quijote?
Abrazo.

6:21 a.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Ja, sí, a lo mejor era mujer. Buena razón para revisitarlo según la norma de cierto periodismo cultural. Lo de las falacias es tan cierto, ese "declamado más allá", como decís, siempre aparece espoleado por los gestores del marketing cultural. Te mando abrazo; y mejor no preguntar qué con el Quijote porque puede promocionarse -aunque jamás lo va a necesitar- con make-up.

9:24 p.m.  
Blogger Gus Nielsen said...

Qué buen libro es Cultura. Me lo recomendó Genovese y lo acabo de terminar. Felicitaciones, capo.

9:53 p.m.  
Blogger Gus Nielsen said...

Hacer el odio me había encantado, pero cultura me gusta más. Quwría decírtelo. Abrazo.

9:55 p.m.  
Blogger Gabriel Báñez said...

Abrazo, Gus. Fijate que ahí en el post de Malvinas te dejé la explicación sobre las piedras, los pinguinos y la memoria en las islas. Gracias por lo del libro, que venga de vos es superlativo. Otro abrazo y al poderoso Genovese idem.

10:20 a.m.  

Publicar un comentario

<< Home